Sin imagen

36 V.P.O. (1737 Gavà)
Arquitectos: HArquitectes
Ubicación: Gavà (Barcelona). Pasaje Marta Mata, 5

Pocas viviendas de protección oficial tendrán ahora mismo en Catalunya un emplazamiento tan privilegiado como las 136 terminadas recientemente por HArquitectes en el barrio de Can Ribes de Gavà, junto al parque del Calamot, por encargo del Impsol. Son tres bloques exentos, dispuestos sobre el perímetro de un solar casi triangular, entre pinos, que a cierta distancia los hacen poco menos que invisibles, pese a lo cual disfrutan de buena aireación y de vistas al mar a partir del segundo piso.
Los tres bloques reproducen un mismo esquema de planta, abrazando un atrio central continuo, para servicios y circulaciones, alrededor del cual se sitúan las viviendas, con vistas en la fachada principal y terrazas corridas de 1.30 metros de profundidad. Las transparencias en la fachada interior­ propiciarán contactos visuales­ entre vecinos –o requerirán cortinajes para­ garantizar cierta intimidad–, pero favorecen la ventilación cruzada.
La austeridad, el rigor, la contundencia y el gusto por el detalle, que caracterizan la trayectoria de HArquitectes, son también apreciables en esta obra. No está, por el contrario, el habitual ladrillo de acento povera, marca de la casa, que aparecía en los renders, que fue finalmente sustituido por hormigón; concretamente, por unas pantallas de dicho material con triple función: estructural, de cerramiento y de definición de fachada. Este hormigón se combina con el de los forjados de fino canto y se alterna con aberturas vidriadas de suelo a techo, enmarcadas con carpintería de madera, con las ya mencionadas terrazas y con unos machones de madera (por los que subirán trepadoras) de suelo a cornisa que aseguran las ligeras barandillas metálicas. En resumen, una obra que destila sobriedad, pero en la que se ha dibujado todo, desde las entregas de las losas del pavimento en esquinas obtusas hasta las instalaciones vistas del garaje. Y, ya que hablamos del garaje, hay que mencionar su topografía ondulante, que se adapta, como el conjunto de los bloques, al desnivel del solar, ahorrando movimientos de tierras.
He aquí otra muestra del talento de HArquitectes, favorecidos esta vez por un emplazamiento frondoso, de lujo –cuya transformación suscitó por cierto protestas ecologistas–, en el que han sabido integrar, discretamente, una obra contenida pero no inexpresiva.

(Publicada en "La Vanguardia" el 27 de septiembre de 2022)