Sin imagen

Galería Hauser & Wirth

Arquitecto: Luis Laplace

Ubicación: Isla del Rei. Puerto de Maó. Menorca

Hace más de tres siglos, los ingleses construyeron en la isla del Rei, en el puerto de Maó, un hospital para sus marineros heridos, que sobrevivió a las administraciones inglesa, francesa y española de Menorca. A partir de los años 60 del s. XX cayó en un progresivo abandono hasta que, en 1973, el Ayuntamiento de Maó adquirió la isla y barajó proyectos hoteleros. A partir de 2005, la Fundación Hospital de la Isla del Rei inició su recuperación, y hoy es un dinámico y heterogéneo centro de divulgación histórica.

Ahora se instala en esta isla un  centro de arte de la galería Hauser & Wirth, que se abrirá el 17 de julio. H&W es una firma con sedes en Zurich, Londres, París, Nueva York, Somerset o Gstaad y, ahora, Menorca. La galería se podrá visitar gratis este verano, mediante una lanzadera náutica, de 10 a 23 h.

La vieja nave que ocupa ahora H&W se sitúa entre el hospital y los restos de una basílica paleocristiana. Mide 117 por 11,5 metros y está construida con bloques de marés. H&W ha conservado su volumetría y su aspecto para mantener la esencia del lugar, abriendo en ella un acogedor patio de acceso central, y ha hecho intervenciones en su interior. En el primer tramo de la nave se ha retirado el muro central divisorio y se sostiene ahora la cubierta con nuevas cerchas de madera. En la mitad restante se conserva ese muro central. En su conjunto, las labores, en las que han participado arquitectos locales junto a Luis Laplace, son adecuadas. Pero en otros volúmenes menores, donde se han habilitado los baños, la cantina y la librería, las tareas de interiorismo desentonan con la sobriedad vernácula de las naves. La intervención exterior del paisajista Piet Oudolf, que no depende solo de la flora autóctona, es en cambio afortunada.

Esta nueva galería tiene un interés arquitectónico relativo. Pero su importancia es decisiva para consolidar la recuperación de la isla del Rei. Los varios volúmenes que ocupa suman una huella similar a la del hospital, cuya restauración a cargo de voluntarios se ha prolongado dos lustros. H&W, con una inversión de casi cinco millones de euros, ha insuflado en los últimos tres años nueva vida a la isla. Y esta es una muy buena noticia.

 

(Publicada en “La Vanguardia” el 10 de junio de 2021)