49 viviendas dotacionales y 10 alojamientos

Arquitectos:  Arquitectura Produccions / Pau Vidal / Vivas Arquitectos

Ubicación: Barcelona. Calle Ali Bei, 100-102

 

El proyecto de esta obra se presentó al correspondiente concurso, convocado en el 2012, bajo el lema “Abrir las bandas”. Los autores expresaban así su primera respuesta a la peculiaridad del encargo, consistente en construir 49 viviendas dotacionales y diez alojamientos de emergencia para personas en riesgo de exclusión sobre un solar singular, situado frente al campo de fútbol contiguo a la estación del Nord.

El proyecto se concreta en dos edificios relacionados por un patio intermedio. Un edificio da a la calle Ali Bei y ocupa todo el ancho de fachada disponible. El otro, por el contrario, se separa de las construcciones de menor altura de las parcelas que lo flanquean, y logra tres fachadas exentas con vistas, respectivamente, al campo de fútbol, la estación del Nord y el puente de Marina.

Siguiendo la estela de la premiada Torre Júlia en Vía Favencia –en cuyo diseño, caracterizado por los espacios de relación en las escaleras integradas en su fachada, participó alguno de los autores de esta obra–, aquí se buscan y se potencian los lugares de relación exteriores. El más potente y definitorio es la amplia escalera de fachada con dobles alturas y generosos descansillos, ante el puente de Marina. Pero no es el único. La azotea, con servicios comunitarios varios y cierto aire doméstico, ofrece otro excelente espacio de relación en un clima mediterráneo. Como lo ofrecen las pasarelas que conducen a los domicilios o, también, los balcones.

En dicho patio central se reitera el uso del metal en pasarelas y puertas de acceso a los pisos, escaleras, barandillas, etcétera, lo que confiere cierta dureza al recinto, apenas compensada por la vegetación que crece entre ambos edificios. Pero ese “abrir las bandas” al que aludíamos antes compensa tal reiteración gracias a las caudalosas entradas de luz, tanto cenital como lateral.

Los pisos son mínimos, de 40 metros, pero de superficie muy bien aprovechada, lo suficiente como para incluir un espacio de transición y privacidad en sus entradas y, en la fachada norte a Ali Bei, balcones salientes que casi constituyen una habitación extra (a diferencia de los que dan a sur, sin vuelo, más recogidos, que componen una fachada dibujada por sus vacíos, a la manera de la de las viviendas de Serrat/Egea/García en Can Travi)… La ocupación de estos pisos de promoción municipal, que se inició en abril, estará completa en verano, pero sus primeros vecinos se muestran ya muy satisfechos.

 

(Publicada en “La Vanguardia” el 9 de mayo de 2021)

 

Sin imagen