Sin imagen

Fundació Germina
Arquitectos:  b720
Ubicación:  Badalona.  Vallvidrera, 4-6

La Fundació Germina proporciona a niños y jóvenes de familias carentes de un hogar en condiciones unos locales donde realizar sus tareas escolares, complementar su formación, socializar y hallar vías hacia el mundo laboral. Mario Cuixart, unos de sus responsables, los define como “un pequeño ecosistema de oportunidades”. Sus sedes se ubican en áreas desfavorecidas. La última que ha entrado en servicio está en Badalona, en la confluencia de los barrios de La Pau, Lloreda y Montigalà. Tiene capacidad para cien personas y consiste en un edificio de nueva planta de seis niveles, conectados en el inferior con los bajos de las dos fincas que lo flanquean, dibujando en sección una T invertida.
La fachada del cuerpo central marca tres paquetes (de dos plantas cada uno) y exhibe una refrescante composición abstracta, definida por el hormigón proyectado, unas pocas ventanas con cajón (en sintonía con las de las viviendas colindantes preexistentes, pero de ritmo libre), y sendas aberturas verticales, una a nivel de calle, para el acceso, y la otra a modo de patio exterior, en el tramo superior de la fachada.
Estas aberturas dan transparencia y luminosidad a los interiores. Como las dan las paredes vidriadas en las plantas más altas, que generan vistas sorprendentes, propias de atalaya, en un edificio inmerso en la trama urbana. Salvo en los muros colindantes con el patio trasero de la obra de nueva planta, dicha transparencia va menguando según se baja hacia los niveles inferiores, lo que se compensa, en la zona destinada a los más pequeños, con una intrincada configuración de espacios, muy atractiva para sus usuarios. Todo ello, realizado con materiales humildes –hormigón, madera...–, cuya combinación ofrece sin embargo confort.
El despacho encabezado por Fermín Vázquez, que en su día firmó la despampanante marquesina de los Encants Nous, demuestra en la Fundació Germina su capacidad para resolver bien un encargo aparentemente menor, tanto por su dimensión como por su presupuesto. Y lo hace con una habilidad arquitectónica a la vez austera y notable y, sobre todo, con un ejemplar retorno social.

(Publicada en "La Vanguardia" el 20 de abril de 2019)