El pasado día 20 se cumplió un cuarto de siglo de la muerte del ensayista de origen rumano Emil M. Cioran, a quien cabe definir como un atleta de la desesperación. E incluso como un plusmarquista de esta singular competición que él practicó con nervio de velocista y constancia de maratoniano.Introduza un texto